CARGANDO

Follow me

Jardín de Asfalto
febrero 8, 2019|Blog

Jardín de Asfalto

Jardín de Asfalto

Quiero agradecer a los abuelos por todo el trabajo realizado. Si tan solo estuvieran presentes para ver lo maravilloso que nos quedó el mundo, vivimos en fortalezas herméticas para el frío, sin embargo, también tenemos aparatos para calentar habientes, en caso de ser necesario. Pero si vieran nuestras hermosas carreteras, ya no hay más de esos empedrados que tanto dolor les daban a sus mujeres.

Gracias a su fuerte esfuerzo desaparecieron los animales del bosques. Bueno todavía sobran algunos que suelen aterrorizar en las cocinas, pero hombres fuertes han dedicado sus vidas para la exterminación de especies. Aunque no lo crean, ahora nuestros pisos son mucho más fáciles de limpiar, y descubrimos que la mejor forma de eliminar el polvo es asfaltando el mundo, así es como se cubren los caminos de piedra que tanto trabajo les tomó hacer.

Eso no es nada, llegamos a la luna pero estaba llena de polvo. Así que estos últimos años hemos seguido sus pasos, como buenos hijos, hicimos todo para ofrecer un mejor mundo a la nuestras mujeres. Ahora solo se necesita un trozo de plástico inalámbrico para tenerlo todo, comida preparada en la puerta de tu casa, o todas las frutas y verduras frescas que uno puede soñar, el problema es que se han vuelto tan accesibles que ya nadie las consume, bueno si las meten en maquinas licuadoras para convertirlas en bebidas. El problema es que ya no tenemos tiempo.

Todos los días damos un paso más en camino a la felicidad femenina. Ese era el propósito de la vida que ustedes nos enseñaron, trabajar para el bienestar de la familia, pero también solucionamos ese problema, claro, no podía ser de otra manera, tenemos pastillas para detener los embarazos. Entiendo que esta última es algo fuera de lo que ustedes esperaban, pero seguimos haciendo lo que nos enseñaron, el problema es que algunos de nosotros empezamos a despertar, y creemos que los pasos que ustedes siguieron ya no son los correctos.

De tal forma decidí escribir una pequeña carta, para que sepan que el mundo está en caos gracias a nuestra ineptitud. Pues sí, nuestra ineptitud. Seguimos, sin darnos cuenta que la interminable necesidad de las mujeres nos llevaría a la extinción, lo peor de todo es que ellas tampoco lo pueden ver, es más, la última petición del género femenino es que aprendamos a cocinar y tengamos la casa limpia para cuando ellas lleguen.

No se preocupen, les voy a explicar a qué me refiero. Nuestro nuevo mundo es tan femenino que ya no tiene necesidad de hombres. Ellas dejaron de tener miedo de salir a la calle, y claro, matamos a todos los animales. Peor aún, todo en este mundo es más fácil para la mujer, al parecer nadie se percató de que ellas fuesen más inteligentes que nosotros. En realidad ustedes, como yo, saben que eso es mentira, solo que las reglas del juego han cambiado.

El futuro es femenino. Vivimos en un mundo en el cual la combinación de fuerza e intelecto ya no es importante. Terminamos, el que pensábamos que era su trabajo, pero todavía queda una gota de masculinidad, nosotros. Ahora tenemos miedo de lo que nos depara la vida, porque los nuevos cazadores son más audaces, nos acorralan con mentiras y la sociedad las apoya, aunque nos merecemos estos golpes para pagar por todo el daño que hicimos con el poder.

Pero quiero contarles que hicieron un buen trabajo. Ellas nos sobrepasan en habilidades que ahora son más importantes, y quizá, sin su esfuerzo jamás se hubiesen aprendido a distinguir. El futuro es brillantes, ellas parecen tener algo que nunca fuimos capaces de apreciar, amor. En este mundo lleno de conflictos por tener poder, la interminable carrera por alcanzar un mujer de estatus más alto, ya no existe, las medidas con las que solíamos encasillar su aspecto físico dejaron de servir, pues una abogada sabe mejor que miss universo.

Gracias abuelos por todo el trabajo. Les quedó muy lindo el mundo, y solo quería contarles lo divertida que es mi vida. Tengo cinco años viviendo de las mujeres, ellas han sido justo lo que necesitaba para alcanzar la paz. Por ellas desarrollé el arte de un autor, para finalmente tener el valor de escribirles, me gusta su mundo y sé que es hora de florecer en este jardín de asfalto.

sin comentarios
Compartir

Sebastián Iturralde

Autor con la escasa experiencia de un novato que lleva cinco años desarrollando su talento.
Mensaje del Autor
Seguidores
Follow Relato Corto on WordPress.com
Colaboración
10% financiado
$
Seleccionar método de pago
Información personal

Total de la donación: $1.00

A %d blogueros les gusta esto: