Follow me

Otra charla insignificante
noviembre 20, 2019|Relatos Cortos

Otra charla insignificante

Otra charla insignificante

Sentado en el sofá del consultorio, Gustavo analizaba las ideas en su cabeza.

“¿De qué te gustaría hablar hoy?” preguntó Estefanía, su psicóloga.

“Doctora, hace tanto tiempo que no sé de usted,” dijo Gustavo. “Me gustaría que sepa lo importante que ha sido para mi conocerla.”

“Tranquilo,” dijo Estefanía, “estoy aquí para ayudarte. Pero, dime. ¿Qué te trae por aquí el día de hoy?”

“No sé, verá. Siento que estoy cayendo en un agujero de tristeza. Es difícil de explicar, no tengo una razón para estos sentimientos. Solo estoy irritable, no soporto ni una pequeña crítica.

“Resulta que ayer hablé con mi mujer, y ella cree en esto de las estrella y los astros. Pues, según la alineación de los planetas,” él dijo haciendo comillas con las manos, “estoy sentimental. ¿Y sabe qué? Me parece que eso es lo que me pasa, la depresión y las iras son porque estoy sensible. No sé si me hago entender.

“Es como que cualquier pequeño desajuste en mis planes de felicidad,” él dijo volviendo a dibujar comillas en el aire, “me hace pensar que todo está mal.”

“Interesante,” dijo Estefanía. “Pero, ¿a qué te refieres con todo.”

“Usted sabe, el plan del destino.”

“¿Crees que tu vida está escrita?”

“Se me hace difícil hablar de esto, pero sí.”

“¿Qué tal si estás equivocado?”

“Eso es imposible,” dijo Gustavo.

“¿Cómo puedes estar seguro?”

“Pues,” dijo Gustavo. “Solo existen dos opciones para saber si el destino existe. La una es que hay un Dios todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, y conocedor de lo que está por pasar; en ese caso el destino está escrito y únicamente podemos viajar a través del tiempo. La otra es que no exista un dios y seamos nosotros los que escribimos la historia de la existencia.”

“Entonces, ¿crees en un dios?”

“Es la mejor de dos malas opciones.”

“Interesante, pero volviendo a tu problema actual. ¿Por qué crees que el destino tiene que llevarte por un camino en el que siempre te encuentre bien?” preguntó Estefanía.

Gustavo levantó la mirada, intentando entender la idea que lo llevó a pensar que todo debía ser positivo. Era ridículo, desde luego. La vida te presenta las oportunidades y uno debe escoger la mejor entre dos malas opciones.

3 comentarios
Compartir

Sebastián Iturralde

Literato, amante de la naturaleza y la vida.

3 comentarios

  • elcieloyelinfierno
    noviembre 20, 2019 at 8:25 pm

    ¡Muy buena entrada! Fenomenal y es muy cierto…uno para ser feliz en un mundo enfermo, debe priorizar lo positivo y entrenarse inconscientemente en la búsqueda de la felicidad, que no es mas ni menos que cada día disfrute esas ráfagas de alegrías con las cuales siempre avanzamos desde el presente hacia el futuro. Inmejorable relato y nada extraño. Un cálido saludo.

  • noviembre 21, 2019 at 5:08 am

    Buenos días, no se si sigues mi blog: minovela.home.blog, pues no te tengo localizado, pero sin duda que coincidimos en muchos puntos a la hora de analizar nuestra existencia. De nuevo te invito a que me sigas.
    Un saludo
    Mary Carmen

  • noviembre 21, 2019 at 9:53 am

    me gusto tu reflexión, interesante pensar en el destino, es controversial, no saber si esta escrito o yo lo escribo, mas sin embargo en mi humilde opinión, creo que Una cosa es mi camino otra mi destino, hay un proceso natural de la vida nacemos crecemos estudiamos, formamos una familia y creamos una vida. Dios le mostró a josé su destino en un sueño, ser gobernador de Egipto. Pero de Jose dependía llegar o no a ese destino.
    Lo asimilo al tour de francia, Hay un destino se llama meta, Pero antes de llegar a la meta hay que pasar varias etapas, unas se ganan otras se pierden el punto es no quedarse estancado en una etapa así se haya perdido hay que continuar.
    quizás no sea el mejor ejemplo pero La carrera como tal es el camino, y en el transcurso de él, puede haber frío, lluvia, viento, calor, cansancio, caídas, dolor, enfermedad. simplemente son circunstancias que van formando mi carácter. lo cual necesito para llegar a mi destino.
    en conclusión pienso que las dos opciones son válidas, una que el destino está escrito por un Dios todopoderoso y dos que yo escribo el camino, Uno hace del camino más bueno o más malo, más fácil o más difícil.

  • ¿Qué te tal te pareció?

    Mensaje del Autor
    Te presento un nuevo relato corto para tu deleite; disfrútalo.
    Sibilare

    Histoira de una hechicera y su lucha contra la inquisición de la sagrada iglesia del siglo XXI.

    Encuentralo en Wattpad
    Entradas Relacionadas
    A %d blogueros les gusta esto: