Dark
Light

El Otro Génesis

junio 5, 2024

El primer paso del plan de Loki fue secuestrar a la diosa Idunn, encargada de cuidar el fruto del conocimiento o la manzana de la vida eterna. Este acontecimiento hace que los dioses que dependen de este alimento empiecen a envejecer y a debilitarse. Aunque en la mitología se menciona que Loki terminó regresando a Idunn, existe la posibilidad de que todo haya sido un engaño. De esta forma, Loki podría controlar la cantidad de fuerza que los dioses poseen al controlar la producción de las manzanas de la vida eterna. Así comienza el camino de Loki para posicionarse como el único dios y cambiar la historia para difamar a los demás dioses.

En la Biblia, vemos que la historia comienza con Adán y Eva, de manera similar a Ash y Elm, los primeros humanos de la mitología nórdica, en el Jardín del Edén, que se asemeja al huerto de Idunn. Los dioses prohíben a los humanos consumir el fruto del conocimiento y, una vez que lo hacen, viven casi mil años. El problema es que, a pesar de todos los planes de Loki y su control sobre Idunn, Ragnarok está destinado a suceder.

Según las profecías, Ragnarok ocurrirá cuando Balder muera, lo que llevará a la resurrección de Balder como un dios monoteísta que destronará a Loki. Para prevenir esto, es posible que Loki mantenga a Balder vivo a pesar de la debilidad que debería tener por la falta de manzanas del conocimiento, dándole comida suficiente para mantenerse vivo. También es posible que Balder permanezca en una prisión subterránea, siendo forzado a soportar el castigo que estaba destinado a Loki después de la muerte de Balder.

Balder es el dios de la luz, paralelo al significado del nombre Lucifer, el portador de la luz. Para mantener su posición, Loki debe desacreditar a Balder para asegurarse de que, en caso de que Ragnarok ocurra, el ejército de los cielos (los Einherjar) se ponga de su lado. Por eso, crea nuevas escrituras para desacreditar a los dioses debilitados.

A pesar de su astucia, hay un dios que Loki no puede ignorar: su rival, Odín. Para atacar al debilitado Odín, Loki lo reemplazó en los ojos de la humanidad como Jesús, atacando así su ego. El ahora aprisionado Odín es reemplazado por una versión pervertida de su mitología. Así, si Odín llega a liberarse o resucitar, ya no será recordado por sus creyentes como el dios conquistador, sino como un sirviente de la paz.

La magia de Jesús tiene una similitud increíble con la magia de dominio de Odín. Sin embargo, mientras Odín se colgó voluntariamente del árbol del conocimiento y poder, Jesús fue crucificado contra su voluntad en madera de un árbol, todo para ayudar a las criaturas inferiores a Odín. Cuando Jesús fue tentado por Lucifer en el desierto, se podría pensar que fue Balder intentando romper el conjuro de Loki y hacer que su padre regrese.

Pero la humillación no queda allí. Freya, la esposa de Odín y diosa de la fertilidad, ha sido difamada por Loki, convirtiéndola en los ojos de sus creyentes en una común prostituta. Claro que el plan de Loki es todavía más profundo. En venganza por la traición de Thor, lo convirtió en el personaje de Sansón, quien depende de su cabello para tener fuerza, burlándose así del dios de la fuerza al reducir su poder a solo su cabello.

Es posible que algunos duden de la capacidad de Loki para tal engaño, pero debemos recordar que el engaño es la característica distintiva de Loki en la mitología. Recordemos cómo perturbó el banquete de Ægir burlándose de todos en su cara, incluso llamando a Tyr un cornudo.

Dado que Loki está obligado a contar una verdad parcial, vemos que el libro de la Revelación tiene una semejanza extraordinaria con Ragnarok, que comenzará con Heimdal soplando el Gjallarhorn. De manera similar, en la Revelación se describen eventos apocalípticos precedidos por toques de trompeta. Además, la Revelación menciona que cuando se abre el sexto de los siete sellos, el sol se volverá negro como tela de saco y la luna se volverá como sangre, semejante a Skoll y Hati devorando el sol y la luna en Ragnarok.

Finalmente, en la Revelación, vemos la Nueva Jerusalén, una utopía para Dios, los fieles y el ejército de Dios después de la batalla final. Esto tiene una fuerte semejanza con Valhalla.

 

Sebastián Iturralde

Tejedor de narrativas enigmáticas y relatos que exploran la profundidad de la experiencia humana con creatividad y pasión.

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Cada Uno

Todos podemos equivocarnos por lo que es muy probable el

Sueño

Cuando conocí a don Hilario no era ya nadie ni