Dark
Light

Padre Nuestro

agosto 2, 2015

El día de hoy tuve el bochornoso aprendizaje del Padre Nuestro; luego de repetirlo cuatrocientas mil veces y aprenderlo a la perfección nunca lo escuchaste. Así que lo recité tal cual Jesús supo enseñar; claro que como estoy solo en casa prefiero darle unos cuantos cambios.

Padre, que estás en los cielos,

Santificado sea tu Nombre; venga a mí tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Perdona mis deudas, así como yo perdoné a mis deudores; no me dejes caer en tentación, mas librarme del mal.

Gracias,

Hacen falta palabras para describir lo hermoso de mis días.

Sebastián Iturralde

Tejedor de narrativas enigmáticas y relatos que exploran la profundidad de la experiencia humana con creatividad y pasión.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Elogio de la filosofía

Revolviendo los vientos las llanuras del mar, es deleitable desde

Conflicto

El pequeño Damián creció solo, las calles fueron su único